Rueda de Prensa en Naranjo 14



Anuncios

Tatiana en un artículo de Diagonal

Tatiana dando buenas noticias durante el desahucio de Luis en Torrejón.

Fotografía: Fotograccion.org

 

El periódico Diagonal ha dedicado un artículo, tanto en su versión impresa como en su versión digital, a la lucha por la vivienda:

http://diagonalperiodico.net/Hipotecados-en-pie-de-guerra.html

Aquí os dejamos un fragmento del artículo, donde se habla de Tatiana y del desahucio del 29 de Febrero:

 

Hipotecados en pie de guerra contra la banca

En 2011 comenzó un proceso de empoderamiento de las personas afectadas por las hipotecas, que siguen en 2012 defendiendo el derecho a la vivienda.

Óscar Chaves y Gladys Martínez (Redacción) – Lunes 13 de febrero de 2012.  Número 167

El 15 de junio de 2011 marcó un antes y un después en la vida de Tatiana Roeva. Ese día, convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y las asambleas del 15M, unas 500 personas bloquearon el desahucio de su vivienda en el barrio de Tetuán. La acción servía como presentación pública de la rama madrileña de la plataforma e inicio en la región de la campaña Stop Desahucios.

“Ver cómo se despertó la gente fue increíble. E increíble es ver cómo se ha recuperado la solidaridad entre las personas y cómo la gente tiene ganas de luchar por sus derechos”, sostiene esta mujer inagotable de 44 años, de ojos gigantes e inquietos. Búlgara de origen y psicóloga de formación, desde esa jornada Tatiana no se pierde una acción contra los desahucios y en la PAH siempre es la primera en ofrecerse a recibir a un nuevo damnificado, reunirse con los responsables de un Ayuntamiento o negociar con la policía en el marco de una acción de desobediencia. Tampoco es raro verla compartir la noche previa a un desahucio con la familia afectada, tratando de aportar serenidad y fuerza en las tensas horas previas a la llegada de la comisión judicial. Como psicóloga “que ha vivido en sus carnes el problema, es horroroso comprobar cómo afecta la crisis a la gente. Muchos afectados están en riesgo de exclusión social, otros sufren violencia de género, desempleo, sus familias se rompen… Todo esto supone un cóctel explosivo para la salud mental de la gente”, sostiene Tatiana, preocupada por una dimensión del problema que pocas veces sale a la luz.

Hiperactivismo

En una suerte de hiperactivismo, Tatiana se han volcado también con el movimiento 15M, participando en proyectos surgidos en su seno, como la Oficina de Vivienda o la propia Asamblea Popular de Tetuán, en la que tiene un papel destacado su marido, Anuar Jalil, de origen libanés. Conscientes de que su caso aparece hoy como una bandera de la lucha por el derecho a techo y contra la usura bancaria, el 15M y la PAH madrileños tratarán de convertir su segundo intento de desahucio, fechado para el próximo 29 de febrero, en un nuevo momento de agregación de multitudes indignadas y rearme del movimiento. Tatiana es muy consciente de que pronto puede quedarse sin casa, pero lo que antes era una penosa carga que llevaba a sus espaldas con angustia y vergüenza, hoy se ha convertido en un elemento para reforzar sus convicciones.

“Los afectados no tienen que sentirse culpables. Los culpables son los bancos, que nos han robado, nos han estafado y ahora nos echan de nuestras casas y nos dejan con una deuda de por vida. Es el momento de levantarnos, unirnos y luchar hasta cambiar la ley hipotecaria”, afirma. Centenares de personas con dificultades para hacer frente a su hipoteca han llegado a la misma conclusión, como muestra la fuerte expansión de las PAH en los últimos meses o el peso creciente que tienen hoy los damnificados en estos colectivos.

Un día después del Stop Desahucio de Tatiana, la asamblea del 15M de la localidad madrileña de Parla y la PAH paralizaron el desalojo de Luis Domínguez, un vecino de 74 años con una minusvalía reconocida del 75%. Reflejo de un proceso de empoderamiento verificable en las más de 50 PAH que existen actualmente, espacios donde se diluyen las diferencias entre autóctonos y migrantes, Luis tampoco se pierde un Stop Desahucio desde entonces.